Lectura de El libro de la Promesa en el Reading Room en El Lobi en Santurce 

Anuncios

Estaré en la FLIA en Caguas el 20 de septiembre de 2015

  

Este próximo domingo, 20 de septiembre,de 10:00 a.m.  – 7:00 p.m.

estaremos en la FLIA de Caguas, con los libros de Ediciones Aguadulce, Trabalis Editores, nuestras co-ediciones y algunas sorpresas.
Aceptamos efectivo y estamos estrenando ATH móvil. Los pagos se emiten desde el app. Pueden descargar la aplicación en el App Store de su smartphone y registrar su cuenta de Banco Popular. Es fácil, seguro y gratis. Ver más acá: http://www.athmovil.com

Pasen por nuestra mesa. Los abrazos siempre van por la casa.
Esperamos verles en la FLIA en Caguas este domingo, 20 de septiembre de 2015.

Acá les compartimos el mapa y las direcciones.

   
   

Roberto Valdivia menciona ‘400 nuevos soles’ en su artículo ‘Un panorama ambicioso de la poesía latinoamericana’

 Fuck Literature

“Si ubicamos al mainstream de la segunda mitad del siglo XX, podemos decir que el coloquialismo ( hijos de parra/ hijos de gingsberg) fue lo más usado por los poetas jóvenes de al menos cuatro generaciones. Pero claro, hay gente que decidió innovar. Y hay poetas hoy que quieren innovar. Tal es el caso de Jorge Posada, Luis García Sierra y Ángel Ortuño quienes no ubican su propuesta innovadora en el lenguaje científico, pero si en una adaptación de recursos que no corresponden tradicionalmente a lo que fue el coloquialismo. Han producido poemarios destacados y que debes leer ya como 1331 (Ortuño) o Canciones de la dependencia sexual (Jorge Posada) Hay además en todos ellos un gusto por la ironía, el humor negro, así como una visión desesperanzada del mundo. Podemos ubicar junto a estos autores a la también mexicana Xel-Ha Lopez. Fuera de México hay varios autores que pueden ser agrupados bajo estas características como la peruana Myla Jara o la puertoriqueña Cindy Jimenez Vera y su libro 400 nuevos soles.”

(Roberto Valdivia)

Puede leer el artículo completo acá.

apocrifosinflables1.jpg

Criando a un pato / Raising a Fag película de José Luis Cortés

Un texto de mi libro Tegucigalpa (Ediciones Aguadulce, 2012 / Erizo Editorial, 2013) forma parte de la película Criando un pato / Raising a Fag del artista puertorriqueño,  José Luis Cortés.

Criando a un pato película de Jose Luis Cortes (Puerto Rico)

Sobre su obra ha escrito Lilliana Ramos Collado:

“Si, al decir de Henri Lefebvre, todos tenemos “derecho a la ciudad” —ese conglomerado de relaciones diversas en tensión cuya propia inestabilidad crea la   ocasión para albergar cada vez mayor diversidad—, lo cierto es que, en la sombría opinión de Paul Virilio, el territorio urbano es esencialmente inseguro: lo propincuo es promesa de contagio, y la despoblación del campo desequilibra aquel “buen gobierno” que Ambrogiolo Lorenzetti tan puntillosamente ilustró en el palacio de gobierno de Siena en el siglo XIV: la ciudad próspera necesitaría de su campo para sostenerse y, así, habría justicia en la repartición de bienes.  En nuestro presente arrabaleado, esa simetría de aportes ha colapsado.

Lo cierto es que esos arrabales se han ido afantasmando. Apiñados y efervescentes hasta hace pocos años debido a la creciente población pobre que acudía a la ciudad a buscar trabajo, hoy se ven despoblados, dilapidados: ruinas contemporáneas que invaden el centro y la periferia de las ciudades puertorriqueñas que, ellas mismas, ya son fantasmas. ¿Por qué el abandono? ¿A dónde se han ido los que antes acudieron a la ciudad en busca de refugio económico?

Estas son las preguntas que se hace José Luis Cortés en su perturbadora exhibición CONCRETO pintado en periódico, en las salas de la Casa Escuté en Carolina. Una serie de gouaches pintados sobre periódico, con frecuentes pegadizos fotográficos, pormenoriza la gesta del vaciamiento de la ciudad en contrapunto con las promesas de buena vida y prosperidad que exhiben, en sus ensayos sobre “estilos de vida”, los periódicos sobre los cuales el artista incide con su trazo negro. De muchas maneras las piezas de Cortés presentan la historia reciente de la ciudad como un palimpsesto conceptual de promesas incumplidas y bellezas transfiguradas en desecho. La ciudad —máquina autodestructiva— deviene pocilga.” Leer más acá.

Una crónica del poeta salvadoreño, Otoniel Guevara sobre el VI Festival Internacional de Poesía de Puerto Rico

“Cindy abrió el taller con la lectura de un poema de Marcos Rodríguez-Frese. La hija del poeta que también labora en la Biblioteca me hizo entrega del libro del camarada Marcos, Redor, poesía reunida de los años 1968-2005.”

Para leer la crónica completa, titulada La isla de los abrazos, publicada en Universo Cultural ir acá.

 

Cabe señalar que pocos días después, el poeta puertorriqueño, Marcos Rodríguez Frese falleció. Sirva esta crónica de Otoniel Guevara y esa pequeña lectura de su poema, como un homenaje a su vida y su poesía, por parte nuestra.

Redor

A continuación, el poema leído por esta servidora aquella mañana de poesía en la Biblioteca Nacional de Puerto Rico, dentro del marco del VI Festival Internacional de Poesía de Puerto Rico:

 

Marcos Rodríguez-Frese
Puerto Rico

Lo necesario

 

Uno se encuentra, a veces,
solo entre sus costillas y solo
entre toda la gente, hundida
la ternura al fondo de los poros.  Toma
un libro de paz, una revista, recién
llegado amor.  La desnuda
como partir el pan, y se va por su piel
bebiendo luces, palabras de una voz luminosa,
desconocida y nuestra, sin embargo.
Recuerdas el poema que quisiste
escribir entre agrios buches, cuando
Fidel dijo:  Es dolorosa-
mente cierta la muerte.  Y lo dejaste
a medidas con tus convencimientos
de amargura.  Hoy lo tomas como
a un vaso que arde, lo llevas a tu boca,
y se te sale el corazón.  Por esa herida,
sangra contra el viento inundado
de impurezas.  Cuando acabes la sal
y el aceite que te llenan, sabe
que va el amor haciendo huella y lo más
necesario es pisar adelante
con todo lo que tienes.  Para aprender, al menos,
a escribir, igual que en el principio,
diciendo así y llorando,
si es preciso:  A,
como en ahora y en abrazo; B,
como en batalla y en bandera; C,
como en compañero y comandante,
y en el idioma antiguo de los héroes: Ch,
como en Che.  Así seguido.