Presentación de la edición española de ‘Vientos alisios: poesía puertorriqueña 2000-2017’ en Librería Libros AC en Santurce, Puerto Rico. 

Presentación de ‘Vientos alisios: poesía puertorriqueña 2000-2017 (Ed. Polibea, Madrid, 2017) en Libros AC.

Editores/ antólogos:

Mara Pastor

Nicole Delgado

Xavier Valcárcel

Cindy Jiménez-Vera

Poetas incluidos en la antología:

Kattia Chico

Emanuel Bravo

José Raúl González Gallego

Urayoán Noel

Chloé Georás

José Miguel Curet Arana

Yara Liceaga

Guillermo Rebollo-Gil

Mayda Colón

Margarita Pintado

Rubén Ramos

José Rafael Colón Laboy

Anuncios

Ediciones, coediciones y primeras ediciones 

Ediciones, coediciones y primeras ediciones. Ediciones Aguadulce celebra cuatro años de hacer libros que amamos, y de promover el esfuerzo colaborativo en el proceso. Celebramos la poesía, la narrativa y el riesgo. La esperanza es audaz. Se mete donde no le llaman, y aquí estamos. Se muestra en la foto superior: “La categoría es cosas que mueren” de Guillermo Rebollo-Gil, “La mecánica de Morfeo” de José Raúl Ubieta Santiago, “Todo sobre Papá” de Legna Rodríguez Iglesias y “No sé qué creíste” de Clara Muschietti; las ediciones. En la foto del medio se ve una pequeña muestra de las coediciones con Trabalis Editores: “Antología para Puerto Rico” de Ernesto Cardenal, “Antología poética” de Óscar Hahn, “lo, parcialmente, hasta entonces dicho: antología” de Ignacio Uranga, “Ánima fatua” de Anna Lidia Vega Serova, “Otoño en Tánger” de Verónica Aranda, “El gran cheeseburger y otros poemas con dientes” de Cindy Jiménez-Vera, “Recuentos y volteretas: antología poética” de Mayda Colón, entre muchos otros, que no se muestran por falta de espacio; pero muestran algo de las coediciones. En la foto inferior se muestran las primeras ediciones artesanales, hechas a mano de: “Tegucigalpa” y “400 nuevos soles” ambos de Cindy Jiménez Vera, “Desglace” de Jorge Posada Ortega, “Burlesca” de Iris Alejandra Maldonado, “Autopsia” de Anuchka Ramos Ruiz. No se muestra “Necrópolis” de Ana María Fuster, porque se agotó, pero pronto saldrá una edición aumentada del mismo. Próximamente en las ediciones – acompañando los libros de la primera foto- tendremos: “Poemas gulembos” de Lilliana Ramos Collado, “Pie forzado” de David Caleb Acevedo, entre otros. Muchísimas gracias a lxs lectorxs, librerxs, profesorxs, maestrxs, y escritorxs por su apoyo y confianza. Seguimos creciendo contra viento y marea por y para ustedes. Gracias.

Sergio Gutiérrez Negrón escribe sobre ‘Restos de lumbre y despedida’ de Xavier Valcárcel y la poesía puertorriqueña actual

Restos de lumbre y despedida de Xavier Valcárcel es una de las piezas centrales para entender la poesía puertorriqueña de la pasada media década. Este libro del 2012 acompaña a los últimos de Guillermo Rebollo Gil, Mara Pastor, Cindy Jiménez Vera, Nicole Cecilia Delgado y Rubén Ramos en lo que bien pudiera ser la línea de fuga más importante de nuestra más reciente historia literaria. Una línea de fuga ante la cual la poesía se arriesga a desatender aquello que se le hace más inmediato, por eso de estrechar filiaciones subterráneas que la hermanan más a lo podríamos llamar simplemente “el pensar”. Si entre decenas de poetas, es la poesía de los cinco antes mencionados que ha llevado a cabo la reflexión más sostenida sobre la crisis actual…

Seguir leyendo en el blog del autor acá.

restosdelumbreydespedida_0

Paquitos

paquitos

Game Plan

— Desde hoy le tocará el turno a Sísifo.

Los jugadores de futbol abandonaron el partido para siempre. Ya sabían la historia del irremediable ir y venir de la piedra. Unos probaron suerte en el baloncesto. Otros en el béisbol. Del resto no se volvió a escuchar nada. Los demás planetas ya no brindaban asilo político.

De noche, los grandes letreros de publicidad de las multinacionales,  esos que promueven la contaminación lumínica, revelan las estrategias de los partidos de futbol que nunca se jugaron por culpa de Sísifo. Incluso, cuando hay luna llena, los dioses, con cierta ternura, dejan caer una lluvia de Coca-Cola sobre los mortales durante el espectáculo de luces para que se olviden de la política de austeridad de sus respectivos países.

 (publicado en Favela Once* el 26 de junio de 2014)

 

Checkpoint

ahora mismo cada quien está en lo suyo

antes de disparar

un balón con un fragmento de poema.

(piblicado en Favela Once el 3 de julio de 2014)

 

El ahorcado del juego de palabras

No tiene rostro. Su cuerpo lo conforman los trazos del carbón o la tinta de quien lo vaya dibujando. Antes, su silueta surgía muy lentamente y pocas veces la anatomía de su cuerpo entero se apoderaba del papel. Por tal razón describirle en su totalidad fue considerado una tarea titánica por grandes científicos de la grafía. Hoy día, con las escasas destrezas de deletreo, escritura y lectura que sobreviven, podemos constar que el ahorcado del juego de palabras cuenta con una línea vertical que funge como base o cuerpo, dos palitos en la parte inferior que cuelgan como piernas, dos en la parte superior como brazos y por último, un círculo pequeño que le sirve de cabeza. A nadie nunca le ha importado dibujarle un cuello.

(publicado en Favela Once el 13 de julio de 2014)

El hijo no nacido de Shakira ya tiene nombre

 

Que no te sorprenda si la cura para el

cáncer y la mantequilla de almendra

coinciden en un festival de literatura.

Igual hay quien le suple los guantes de

látex a los médicos y a los poetas.

Anoche nos robamos el vino. No te

hagas el inocente ahora, cómplice. Grita.

Mueve las caderas. Quizás en nueve

meses tengas la barriga llena.

 

(publicado en la antología de poesía de Cindy Jiménez Vera, titulada, Anoche soñé que tenía seis años en la revista Punto de partida, no. 185 de la Universidad Nacional Autónoma de México – UNAM)

Íconos de la ufología

 

Se busca astrobiólogo que dicte una

conferencia en el Congreso Mundial de

fotografía del espacio. Debe sufragar los

gastos de su propio billete de avión, el

hospedaje y los viáticos diarios. La

austeridad es un fenómeno

intergaláctico. Interesados favor de

enviar un retrato no alterado en el que

usted posa junto a un Premio Nobel o

junto a la tumba de un casi ganador del

Premio Nobel y sonríe.

 

 

(publicado en la antología de poesía de Cindy Jiménez Vera, titulada, Anoche soñé que tenía seis años de la serie Cartografías ** en la revista Punto de partida, no. 185 de la Universidad Nacional Autónoma de México – UNAM)

 

 

*Favela 11 – El proyecto en línea.

Pasan 4 años y llega. Silba el árbitro, rueda el balón. Se agita una bandera, se desempolva un uniforme. En cada pantalla, en cada sitio web y en cada papel impreso aparecen miles de imágenes y textos sobre la formación de los equipos, el manejo de la media cancha, un ligamento cruzado roto, una falla garrafal debajo de los postes, el Piojo haciendo berrinche en la banca, Falcao mirando desde la tribuna, Piqué sonriendo. Eto’o subiéndose las calcetas.

Mientras tanto, el mundo sigue sucediendo.

Favela Once es un proyecto de crónica y narrativa, imagen y poesía, que durará sólo 32 días. Un proyecto que pretende que, pase lo que pase en el césped, el balón y sus verdugos no importan.

Favela Once cree que detrás de cada partido hay una historia. O delante, o en lugar del partido. Que una imagen poética puede aparecer aquí, ahora, en la memoria del arquero de la selección de Camerún, en la resquebrajada historia de la Galia moderna o aun resucitar de entre los muertos de las dictaduras caribeñas.

El mundial de futbol es nuestro pretexto, pero nos importa muy poco.

** Cartografías

Planos para una ciudad que no existe reúne el trabajo de poetas de Hispanoamérica cuya obra es inédita en México. Propone un recorrido por distintas propuestas y voces de esa tradición de tradiciones que es la poesía en castellano. Son los trazos y las líneas de un grupo de mujeres y hombres que construyen el esplendor y las ruinas de uno de los futuros posibles.

En esta ocasión, Jorge Posada ha seleccionado poemas de la puertorriqueña Cindy Jiménez-Vera, los cuales ha retomado de los poemarios 400 nuevos soles y Tegucigalpa, así como poemas inéditos. La selección completa Anoche soñé que tenía seis años está disponible como archivo PDF de manera gratuita.

 

 

Anoche soñé que tenía seis años de Cindy Jiménez-Vera se publica en México

Es con mucha alegría que comparto esta antología de mi obra, con algunos inéditos, titulada Anoche soñé que tenía seis años, que ha publicado la revista Punto en línea de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en la sección ‘Cartografías’, al cuidado del poeta mexicano, Jorge Posada. Acá les dejo el enlace por si gustan pasar a leer en línea:

Anoche soñé que tenía seis años

Versión gratuita para descargar en PDF

puntoenlinea50

El libro digital es una barrera, una lucha de clases en sí mismo (Revista Global, volumen 12, No. 57, marzo-abril 2014)

Global 57

 

Libro físico versus libro digital

 

Semanalmente aparecen en los medios de comunicación una serie de pronósticos pesimistas y hasta apocalípticos sobre el futuro del libro. Se habla de su muerte, de que las pantallas se han impuesto al papel y de que las nuevas generaciones accederán al conocimiento de una manera diferente a la nuestra. Aunque algunos de estos pronósticos podrían ser muy ingenuos, o acaso la típica reacción ante lo novedoso, la realidad es que el mundo del libro ha cambiado. Tan solo hay que pensar en las librerías que han sido borradas del mapa y en las pérdidas millonarias que ha sufrido la industria editorial. De todos estos cambios, el que más se debate, el que resulta más atractivo, el que más inunda de artículos la prensa e Internet, es el que acompaña la pregunta sobre si los libros digitales desplazarán finalmente a los libros físicos. Se insiste de tal manera en el tema y existen tantas discusiones en cuanto a si el libro digital desplazará al físico, que pareciera que se tratara de dos hombres musculosos pulseando y que todos estuviésemos pendientes de ver quién tuerce el brazo primero. Sin embargo, la realidad es más compleja, y los lectores interactúan con ambos formatos. Pensando en esa cotidianidad hemos reunido las opiniones de varios editores, directores de ferias del libro, bibliotecarias, escritores y lectores, acerca de cómo ven el futuro del libro, cuáles son sus hábitos de lectura, qué opción prefieren para leer y dónde adquieren sus libros. Nuestro interés no es hacer un pronóstico, sino conocer los puntos de vista de estos intelectuales y servirnos de sus reflexiones para comprender mejor el fenómeno. A continuación, Manuel Borrás, Ruth Herrera, Valentín Amaro, Myriam Vidriales, Camilo Jiménez, Aída E. Montero de Jiménez, Cindy Jiménez, Jaime Porras Ferreyra, Lilian Fernández Hall y David Puig comparten con nosotros sus impresiones. // (Revista Global, volumen 12, No. 57, marzo-abril 2014: República Dominicana) // Gracias a su editor, Frank Báez por convocar.

Cindy Jiménez (escritora y bibliotecaria puertorriqueña) Ir al artículo acá.

Preferir el libro como objeto físico o el formato digital me lleva a preguntarme ¿para qué?, ¿leer?, ¿coleccionar?, ¿poseer? Adquirir un libro como objeto te brinda esas tres posibilidades: leerlo, coleccionarlo, pero sobre todo poseerlo, porque es un objeto tangible cuyo valor en el mercado aumenta o se devalúa. Un libro digital, en ese sentir, está en la nube, sujeto al nuevo formato, soporte o artefacto de producción en masa de multinacionales en moda que te permita leerlo y hasta cuándo. El libro digital es una barrera, una lucha de clases en sí mismo. Solo compras una licencia limitada que te da cierto acceso a leer un contenido, pero no compras un libro. Es una ilusión. Lo que compras es un estatus social. Es un «yo poseo tecnologías que otros probablemente no tendrán nunca». Lo alarmante es el andamiaje económico y político detrás del libro digital. Para leer textos en pdf, aunque sean gratuitos, se requiere un acceso y equipamiento que no todos tenemos. La brecha digital es real. La sentí cuando me regalaron un Kindle de Amazon y empecé a adquirir licencias que me permitieron leer el contenido de los libros y transferir textos en pdf. A la larga, era como no tener nada. Era tener una biblioteca a la que se le debe recargar la batería, insípida, y lo peor, sin historias detrás de cada libro. Comprar un libro es adquirir el objeto de colección y la historia de cómo lo adquiriste, como dice Walter Benjamin en el ensayo «Unpacking My Library: A Talk About Book Collecting», incluidoen su libro Illuminations. Aun así, nos piden que imaginemos el futuro del libro. Pues Jaron Larnier en Who Owns the Future? nos da un adelanto. Dice que la calidad de los libros será cuestionable por el acceso fácil a cuantos autores quieran publicarse (siempre y cuando cuenten con las tecnologías y el dinero para hacerlo y para la publicidad de su libro); por tal razón habrá casi la misma cantidad de autores que de lectores. Añade que la misma desigualdad que existe en la visibilidad de algunos autores sobre otros se pondrá de manifiesto cuando un artefacto nuevo de lectura tenga popularidad y autores exclusivos. Quizás un autor interesante publique algo realmente valioso, pero pase desapercibido porque ha publicado en el proceso de transición de una tecnología a la otra. Se quedó en el limbo virtual. Plantea que las regalías para los autores serán menores que con los libros impresos, así que generarán algo de ingresos en sus viajes a festivales, ferias, congresos, apariciones en vivo, consultorías, talleres, convirtiéndose en performers, más que en autores. Entonces, además de su buena escritura, su personalidad deberá ser un imán. Los lectores serán ciudadanos económicos de segunda clase porque el lector virtual no ha adquirido un capital, y si un ciudadano privilegiado posee capital, mientras otros solo pueden adquirir servicios, el mercado se consumiría a sí mismo y evolucionaría a un no mercado. Habrá libros con actualizaciones periódicas que corregirán sus errores ortográficos, gramaticales y de sintaxis, quitándonos el placer de coleccionar libros raros (primeras ediciones con erratas, por ejemplo). Y ni hablar de los olvidos de las contraseñas para acceder a los artefactos digitales, ni pensar que las tarjetas de crédito controlarán el comportamiento de los lectores. Mientras espero a que suceda todo esto, sigo adquiriendo mis libros impresos en librerías, a artistas y artesanos del libro, en ferias, en otros países, por correo, en intercambio con otros escritores y lectores, en regalos, mediante canje, entre otras maneras que me permitan coleccionar el objeto y su historia.

‘La gran aurora’ reseña de ‘400 nuevos soles’ por Lilliana Ramos Collado

“Esta poesía nos comunica un comentario sobre la injusticia, no por imposición de un punto de vista, sino por la forma en que nos enseña a ver.”

-Lilliana Ramos Collado ( ‘Tinta fresca’ en ‘El nuevo día’, domingo, 11 de mayo de 2014).

Muy honrada, y agradecida de Lilliana Ramos-Collado, por su lectura y sus palabras.

Gracias a Atarraya Cartonera por la confianza.

Para leer la reseña completa haga click acá: La gran aurora – Cindy Jiménez Vera

 

400nuevossoleselnuevodia11mayo2014

Lectura de los autores de los tres libros más recientes publicados por Atarraya Cartonera en la Librería del ICP en San Juan

Estaré leyendo textos de 400 nuevos soles, junto a Rubén Ramos, quien leerá textos de Wéilsong y Legna Rodríguez Iglesias, quien nos visita desde Cuba, y también leerá textos de su libro más reciente, todos publicados bajo el sello editorial de Atarraya Cartonera en Puerto Rico.

La lectura será este próximo martes, 6 de mayo de 2014 a las 7:00 p.m. en la Librería del Instituto de Cultura Puertorriqueña en la Galería Nacional, en la Calle Norzagaray, frente al Antiguo Convento de los Dominicos en el Viejo San Juan.

Lxs esperamos.

 

 

Atarraya Cartonera Lectura Ruben, Cindy y Legna

weilsong ruben

Wéilsong de Rubén Ramos (Atarraya Cartonera, 2013)

400 nuevos soles de Cindy Jiménez-Vera (Atarraya Cartonera, 2014)

400 nuevos soles Atarraya Cartonera