El libro digital es una barrera, una lucha de clases en sí mismo (Revista Global, volumen 12, No. 57, marzo-abril 2014)

Global 57

 

Libro físico versus libro digital

 

Semanalmente aparecen en los medios de comunicación una serie de pronósticos pesimistas y hasta apocalípticos sobre el futuro del libro. Se habla de su muerte, de que las pantallas se han impuesto al papel y de que las nuevas generaciones accederán al conocimiento de una manera diferente a la nuestra. Aunque algunos de estos pronósticos podrían ser muy ingenuos, o acaso la típica reacción ante lo novedoso, la realidad es que el mundo del libro ha cambiado. Tan solo hay que pensar en las librerías que han sido borradas del mapa y en las pérdidas millonarias que ha sufrido la industria editorial. De todos estos cambios, el que más se debate, el que resulta más atractivo, el que más inunda de artículos la prensa e Internet, es el que acompaña la pregunta sobre si los libros digitales desplazarán finalmente a los libros físicos. Se insiste de tal manera en el tema y existen tantas discusiones en cuanto a si el libro digital desplazará al físico, que pareciera que se tratara de dos hombres musculosos pulseando y que todos estuviésemos pendientes de ver quién tuerce el brazo primero. Sin embargo, la realidad es más compleja, y los lectores interactúan con ambos formatos. Pensando en esa cotidianidad hemos reunido las opiniones de varios editores, directores de ferias del libro, bibliotecarias, escritores y lectores, acerca de cómo ven el futuro del libro, cuáles son sus hábitos de lectura, qué opción prefieren para leer y dónde adquieren sus libros. Nuestro interés no es hacer un pronóstico, sino conocer los puntos de vista de estos intelectuales y servirnos de sus reflexiones para comprender mejor el fenómeno. A continuación, Manuel Borrás, Ruth Herrera, Valentín Amaro, Myriam Vidriales, Camilo Jiménez, Aída E. Montero de Jiménez, Cindy Jiménez, Jaime Porras Ferreyra, Lilian Fernández Hall y David Puig comparten con nosotros sus impresiones. // (Revista Global, volumen 12, No. 57, marzo-abril 2014: República Dominicana) // Gracias a su editor, Frank Báez por convocar.

Cindy Jiménez (escritora y bibliotecaria puertorriqueña) Ir al artículo acá.

Preferir el libro como objeto físico o el formato digital me lleva a preguntarme ¿para qué?, ¿leer?, ¿coleccionar?, ¿poseer? Adquirir un libro como objeto te brinda esas tres posibilidades: leerlo, coleccionarlo, pero sobre todo poseerlo, porque es un objeto tangible cuyo valor en el mercado aumenta o se devalúa. Un libro digital, en ese sentir, está en la nube, sujeto al nuevo formato, soporte o artefacto de producción en masa de multinacionales en moda que te permita leerlo y hasta cuándo. El libro digital es una barrera, una lucha de clases en sí mismo. Solo compras una licencia limitada que te da cierto acceso a leer un contenido, pero no compras un libro. Es una ilusión. Lo que compras es un estatus social. Es un «yo poseo tecnologías que otros probablemente no tendrán nunca». Lo alarmante es el andamiaje económico y político detrás del libro digital. Para leer textos en pdf, aunque sean gratuitos, se requiere un acceso y equipamiento que no todos tenemos. La brecha digital es real. La sentí cuando me regalaron un Kindle de Amazon y empecé a adquirir licencias que me permitieron leer el contenido de los libros y transferir textos en pdf. A la larga, era como no tener nada. Era tener una biblioteca a la que se le debe recargar la batería, insípida, y lo peor, sin historias detrás de cada libro. Comprar un libro es adquirir el objeto de colección y la historia de cómo lo adquiriste, como dice Walter Benjamin en el ensayo «Unpacking My Library: A Talk About Book Collecting», incluidoen su libro Illuminations. Aun así, nos piden que imaginemos el futuro del libro. Pues Jaron Larnier en Who Owns the Future? nos da un adelanto. Dice que la calidad de los libros será cuestionable por el acceso fácil a cuantos autores quieran publicarse (siempre y cuando cuenten con las tecnologías y el dinero para hacerlo y para la publicidad de su libro); por tal razón habrá casi la misma cantidad de autores que de lectores. Añade que la misma desigualdad que existe en la visibilidad de algunos autores sobre otros se pondrá de manifiesto cuando un artefacto nuevo de lectura tenga popularidad y autores exclusivos. Quizás un autor interesante publique algo realmente valioso, pero pase desapercibido porque ha publicado en el proceso de transición de una tecnología a la otra. Se quedó en el limbo virtual. Plantea que las regalías para los autores serán menores que con los libros impresos, así que generarán algo de ingresos en sus viajes a festivales, ferias, congresos, apariciones en vivo, consultorías, talleres, convirtiéndose en performers, más que en autores. Entonces, además de su buena escritura, su personalidad deberá ser un imán. Los lectores serán ciudadanos económicos de segunda clase porque el lector virtual no ha adquirido un capital, y si un ciudadano privilegiado posee capital, mientras otros solo pueden adquirir servicios, el mercado se consumiría a sí mismo y evolucionaría a un no mercado. Habrá libros con actualizaciones periódicas que corregirán sus errores ortográficos, gramaticales y de sintaxis, quitándonos el placer de coleccionar libros raros (primeras ediciones con erratas, por ejemplo). Y ni hablar de los olvidos de las contraseñas para acceder a los artefactos digitales, ni pensar que las tarjetas de crédito controlarán el comportamiento de los lectores. Mientras espero a que suceda todo esto, sigo adquiriendo mis libros impresos en librerías, a artistas y artesanos del libro, en ferias, en otros países, por correo, en intercambio con otros escritores y lectores, en regalos, mediante canje, entre otras maneras que me permitan coleccionar el objeto y su historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s