Los premios literarios, así como cualquier otro, son sospechosos (Revista Global, volumen 11, No. 56, enero-febrero 2014)

Global 1

 

“Generalmente sus cuentos son extensos, evolucionan en el tiempo y se caracterizan por su sabiduría y su humanidad. Leyéndolos nos ponemos a replantearnos las decisiones que hemos tomado a lo largo de nuestras vidas. «Enamorarse, calentarse, engañar cónyuges y disfrutarlo, decir mentiras sexuales, hacer cosas vergonzosas por un deseo irresistible, hacer cálculos sexuales sobre la base de la desesperación social: pocos escritores han explorado esos procesos de forma más minuciosa e implacable», respondió la escritora canadiense Margaret Atwood cuando le preguntaron su opinión sobre  su compatriota.  Pensando un poco en esto y para homenajear a la nobel de este año, la revista Global ha convocado a una serie de escritores y lectores latinoamericanos para que nos cuenten cómo se acercaron a su obra, qué cosas les han impresionado y cuál de los cuentos les resulta el más memorable. A continuación Leopoldo Brizuela, Cindy Jiménez, Camilo Castillo-Rojo, Alejandra Costamagna, Inés Bortagaray y Miguel Ángel Azanos comentan las experiencias que han tenido con los cuentos de Alice Munro. ” Alice Munro, Nobel de literatura (Revista Global, volumen 11, No. 56, enero-febrero 2014, República Dominicana) Gracias a su editor, Frank Báez, por convocar. 

Cindy Jiménez (escritora puertorriqueña)

Vi la película Away from Her (Lionsgate, 2006), basada en un cuento de Alice Munro, The Bear Came Over the Mountain, a principios del 2007, año en que me casé.Le venía huyendo al matrimonio desde hacía mucho. Igual,quería ver a Julie Christie en otra historia doméstica, pero menos rusaBusqué el texto en Internet a ver si me gustaba más que su adaptación cinematográfica. Creo que lo había publicado la revista The New Yorker y debía uno estar suscrito para acceder al archivo digital. Conseguí leer el cuento sin pagar suscripción alguna, creo que tuvo algo que ver con tener acceso a bases de datos. Su lectura me emocionó mucho. Los protagonistas, Fiona y Grant, casados desde hace más de cincuenta años, enfrentan el alzhéimer de ella, entre otras situaciones de la vida en pareja. Más que la historia del matrimonio longevo, me conmovió la artesanía de la construcción de los personajes, sin emitir juicio hacia ninguno. De igual modo, la forma de contarnos la condición humana utilizando los detalles más pequeños: arrugas, una cafetera, las manchas en el piso. Entré a Amazon y, tarjeta en mano, encargué algunos de sus libros: Hateship, Friendship, Courtship, Loveship, Marriage: Stories; Runaway; The Love of a Good Woman; Lives of Girls and Women, entre otros títulos. Ese año leí a Munro con fanatismo. De más está decir que me gustó más el texto que la película, y que aún después de leer a la escritora canadiense y verme reflejada en esa travesía de líos terriblemente humanos y personajes grises, a fin de año me casé. El 2007 trajo buenos descubrimientos: mi aceptación de la vida doméstica, y una gran escritora que no temía hacer literatura de eso.

Hace poco mi esposo me regaló Dear Life, su libro más reciente, del cual distingo Gravel. En este relato, como en todo buen cuento de Alice Munro, hay dos historias: en la primera, una mujer recuerda cómo, de niña, su hermana mayor muere ahogada, y en la segunda, la madre de ambas cambia un matrimonio estable por una vida hippie al lado de un hombre de quien se ha quedado embarazada. Las consecuencias son demasiado pesadas para todos los personajes de la historia. Me atrevo a incluir al lector. El giro final, con todas las tragedias posibles, apunta, sin embargo, a la felicidad. Y ya que menciono un cuento del último libro que leí de ella, debo mencionar otro del primero que llegó a mis manos, Hateship, Friendship, Courtship, Loveship, Marriage: Stories, titulado What is Remembered. Como es de imaginar, es un cuento sobre una mujer casada que tiene una relación extramarital. Lo que lo hace grande, sin embargo, es su uso del lenguaje poético en pequeñas dosis. Frases como «youthful necks in knotted ties»parecen versos. Además de contar una buena historia, dominar la forma y lograr un final sorprendente, este texto me enganchó por lo sublime del lenguaje poético en su narrativa.

Este año le dieron el premio Nobel. Así que todo el mundo se confesará lector de la narradora canadiense. Me gustaba más leer a Munro cuando muy pocos de mis pares lo hacían.A una grande como ella, no le hacía falta. Los premios literarios, así como cualquier otro, son sospechosos por muchísimos motivos: subjetividad, star system, criterio dudoso, entre otros. Tiene que ver con el acto de aceptar un premio y respaldar con esa acción a la entidad que lo otorga (la política y los intereses del mercado). Los premios no hacen a un escritor. Le dan cierto estatus de celebridad por un breve momento. En algunos casos hacen que entren al canon (debatible en estos tiempos). En ese sentir, tampoco garantizan la inmortalidad o el olvido. Pienso en los ojos de Fiona.

Leer el texto completo acá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s