Una pregunta difícil

Fragmento de una entrevista que me hizo Ana María Fuster en febrero de 2013. Nunca imaginé que dos años después de esta entrevista escribiría un libro dedicado a la memoria titulado “Islandia.” En ningún momento recordé esta entrevista mientras lo escribía. Tengo una tristeza enorme al toparme con ésto, mientras buscaba otra cosa: 

AMF: ¿Dónde te visualizas de aquí a veinte años?

CJV: “En Islandia, como Bobby Fischer antes de morir. No como exiliada política, si no como exiliada de la memoria. O quizás para esa fecha siga aquí jugando jacks. Es una pregunta difícil.”

EJ Nieves escribe sobre Islandia de Cindy Jiménez-Vera 

EJ Nieves escribe sobre Islandia de Cindy Jiménez-Vera. 

 ​

Jiménez-Vera, Cindy. Islandia. San Juan, Puerto Rico: Editorial EDP University. 2015
Dice EJ Nieves:

            Cindy Jiménez-Vera también tiene un poema sobre el miedo a la muerte. Se titula “apéndice xxii sobre el derecho al miedo”. Su mamá murió de cáncer, al menos eso se puede deducir de su poemario Islandia, eso si le aplicamos una lectura autobiográfica de esas de las que los profesores y los críticos de literatura siempre recomiendan que no hagamos. Yo la conozco; el día que su mamá murió lo escribió en un status en Facebook. Muchos le dieron like, otros le escribieron comentarios con sus condolencias. A su papá le diagnosticaron cáncer en la próstata como a mi abuelo. Yo sé que los escritores suelen infiltrar detalles de sus vidas en lo que escriben, consciente o inconscientemente, es inevitable, aunque no quieran. También hay lectores que lo leen todo como sucesos o experiencias de la vida del autor. Incluso cuando el libro dice en la contraportada que es ficción. Incluso cuando en las primeras páginas aparece un disclaimer que dice algo así como: esta es una obra completamente ficticia, si algunos de los sucesos o personajes tienen algún parecido con la realidad, es pura coincidencia.

            En ese mismo poemario la muerte, la enfermedad y el frío son muy recurrentes… También lo es el hambre… En esta Isla se pasa hambre, aunque la gente diga que no, que eso es cosa de países subdesarrollados, porque se piensan que nosotros estamos desarrolladísimos. Yo tengo una amiga que pasa hambre, y no es porque quiera. El hambre es una cosa cabrona y no hablo del hambre de dos horas después de haber comido, hablo del hambre de días. Cuando se pasa hambre el cuerpo tiembla, convulsiona en las entrañas.

           Virgilio Piñera también pasó hambre, hambre de días como mi amiga, hambre vieja. De hecho, es un tema recurrente en sus escritos. Ya ves a qué me refiero cuando digo que hay lectores que lo toman todo como parte de la vida del autor, o cuando digo que hay escritores que infiltran detalles de sus vidas en lo que escriben. Virgilio Piñera era un poeta cubano, vivió en la dictadura y el hambre era su pan de cada día. El punto es que Virgilio también escribió sobre el hambre, del hambre como un tirano.

            Curiosamente, hablar del hambre hace pensar en las cucarachas. Aún no entiendo muy bien la asociación aunque podría hacer algunas suposiciones. Tal vez, las cucarachas son la metáfora perfecta del hambre y la muerte. Algo así como un ciclo donde el hambre conduce a la muerte y la muerte a las cucarachas. Pues al final de cuentas, las cucarachas se alimentan por hambre de las sobras, de las migajas, del polvo, de la muerte. Jiménez-Vera también escribe sobre las cucarachas, igual que Piñera y que Ana Lydia Vega Serova, por eso el “apéndice xxvii” es sobre las cucarachas y sobre la muerte. Pienso en qué habrá en común en la vida de estos poetas…

            Tal vez hay algo de la respuesta en la siguiente cita de Piñera:

“si no hablo de las cucarachas ¿de qué hablaría? De mis lamentaciones, de mi hambre, de mis fracasos, de mis terrores, han sido las cucarachas mudos testigos. Porque uno sale y puede encontrarse un amigo y contarle su hambre; ver a un primo y pedirle un peso prestado; llegar, después de tribulaciones sin cuento, hasta la mesa del ministro e implorar unas migajas, pero ni el amigo, el primo o el ministro son testigos mudos de nuestra vida. Ellos son del momento y las cucarachas son de siempre”. (Cómo viví y cómo morí)

             Luego, más abajo, dice:

“si yo veía al mundo como una enorme cucaracha ¿qué podía esperar de mi semejantes”.

            Todo esto me hace pensar en Wall-E, la película animada de Pixar. En cómo después de todo siempre han dicho que las cucarachas son las únicas que sobrevivirán un ataque atómico. Entonces que sobrevivan el hambre no me sorprendería…

            El poema, el que mencioné al principio, me hizo pensar en mi abuelo, el que en algún momento, este año o el próximo, este mes o el de arriba, esta semana o la otra, morirá de cáncer como la vecina del lado de casa o la amiga o el esposo de la amiga o el sobrino o la nieta. Porque sea de cáncer o no, todos morimos. Por eso es válido sentir miedo, por eso tenemos derecho al miedo. Porque, como dice Jiménez-Vera, “si no te da miedo, entonces ya has muerto”(13).

Pueden ir al enlace original acá:

http://divagacionestextuales.weebly.com/divagaciones-blog/islandia-del-cancer-la-muerte-y-virgilio-pinera

Ediciones, coediciones y primeras ediciones 

Ediciones, coediciones y primeras ediciones. Ediciones Aguadulce celebra cuatro años de hacer libros que amamos, y de promover el esfuerzo colaborativo en el proceso. Celebramos la poesía, la narrativa y el riesgo. La esperanza es audaz. Se mete donde no le llaman, y aquí estamos. Se muestra en la foto superior: “La categoría es cosas que mueren” de Guillermo Rebollo-Gil, “La mecánica de Morfeo” de José Raúl Ubieta Santiago, “Todo sobre Papá” de Legna Rodríguez Iglesias y “No sé qué creíste” de Clara Muschietti; las ediciones. En la foto del medio se ve una pequeña muestra de las coediciones con Trabalis Editores: “Antología para Puerto Rico” de Ernesto Cardenal, “Antología poética” de Óscar Hahn, “lo, parcialmente, hasta entonces dicho: antología” de Ignacio Uranga, “Ánima fatua” de Anna Lidia Vega Serova, “Otoño en Tánger” de Verónica Aranda, “El gran cheeseburger y otros poemas con dientes” de Cindy Jiménez-Vera, “Recuentos y volteretas: antología poética” de Mayda Colón, entre muchos otros, que no se muestran por falta de espacio; pero muestran algo de las coediciones. En la foto inferior se muestran las primeras ediciones artesanales, hechas a mano de: “Tegucigalpa” y “400 nuevos soles” ambos de Cindy Jiménez Vera, “Desglace” de Jorge Posada Ortega, “Burlesca” de Iris Alejandra Maldonado, “Autopsia” de Anuchka Ramos Ruiz. No se muestra “Necrópolis” de Ana María Fuster, porque se agotó, pero pronto saldrá una edición aumentada del mismo. Próximamente en las ediciones – acompañando los libros de la primera foto- tendremos: “Poemas gulembos” de Lilliana Ramos Collado, “Pie forzado” de David Caleb Acevedo, entre otros. Muchísimas gracias a lxs lectorxs, librerxs, profesorxs, maestrxs, y escritorxs por su apoyo y confianza. Seguimos creciendo contra viento y marea por y para ustedes. Gracias.

Dos poemas inéditos en el volumen 9, número 1 de la revista ‘Ámbito de encuentros’

Hoy, domingo, 11 de septiembre de 2016, el crítico José Borges, de la sección ‘Tinta fresca ‘del periódico ‘El nuevo día’ de Puerto Rico, ha reseñado el volumen 9, número 1 de la revista ‘Ámbito de encuentros’ de la Universidad Del Este, donde me han publicado dos poemas inéditos. 

Gracias a Manuel S. Almeida por su generosa invitación a publicar en la revista de la cual es editor. 

Abajo se puede leer la reseña:

 

La esperanza es audaz: lectura de poemas en Outbox en Bayamón

Volvemos a la carga con otra lectura de poemas, titulada ‘La esperanza es audaz’. Le apostamos a la esperanza en Bayamón. Acompáñanos a: Guillermo Rebollo-Gil, Rubén Ramos, Sabrina Ramos Rubén y una servidora, el jueves, 15 de septiembre de 2016 a las 7:00 pm en Outbox en la carretera 174 hacia el cementerio en Bayamón, frente a Bayamón Stationary, en la Aguatin Stahl. Entrada gratis. Porque la junta, porque la deuda, porque el país, porque el hambre, porque la muerte, porque la esperanza. Para más información pueden llamar a: 939-336-8055. Agradecemos muchísimo su apoyo y difusión.

Dos de noviembre de Stella Díaz Varín

DOS DE NOVIEMBRE
No quiero 

Que mis muertos descansen en paz 

Tienen la obligación 

De estar presentes 

Vivientes en cada flor que me robo 

A escondidas 

Al filo de la medianoche 

Cuando los vivos al borde del insomnio 

Juegan a los dados 

Y enhebran su amargura.
Los conmino a estar presentes 

En cada pensamiento que desvelo
No quiero que los míos 

Se me olviden bajo tierra 

Los que allí los acostaron 

No resolvieron la eternidad
No quiero 

Que mis muertos me los hundan 

Me los ignoren 

Me los hagan olvidar 

Aquí o allá 

En cualquier hemisferio
Los obligo a mis muertos 

En su día 

Los descubro, los trasplanto 

Los desnudo 

Los llevo a la superficie 

A flor de tierra 

Donde está esperándolos 

El nido de la acústica.

– Stella Díaz Varín (Chile)

Junto a mi madre, Awilda Vera 17/4/1949-14/8/2015

‘El gran cheeseburger y otros poemas con dientes’ de Cindy Jiménez-Vera disponible en librerías en Puerto Rico

Es un libro de poemas para la niñez temprana y tardía, y sus textos se leen, se intervienen con palabras, dibujos, colores, poemas propios , entre otras posibilidades. Es un libro para tocar, leer, escribir, colorear, marcar, doblar páginas, y jugar. 

El cheeseburger puede ser carnívoro, vegetariano o como lo imaginen. 
La escuela Walks Webs de Mayagüez lo ha asignado como texto escolar para la clase de español de cuarto grado, otro colegio para el quinto grado. Y en la UMET de Bayamón. ¡Muchísimas gracias!
Ordene sus ejemplares a: edicionesaguadulce@gmail.com
Edades5-6 (con ayuda de otros lectores) 7-117 (lectores independientes).
Disponible en:

Librería Mágica en Río Piedras

Librería Norberto González en Río Piedras

Libros AC en Santurce

Librería El Candil en Ponce